Novedades

Ahorra tiempo configurando tus plantillas de proyecto en Revit

 


¿Te ha pasado que cada vez que inicias un proyecto en Revit con las plantillas básicas tienes que configurar las unidades de milímetros a metros, insertar tus familias favoritas y configurar muros, losas, cielorraso, etc.?

Este suele ser un proceso que al inicio lo hacemos con gusto en un afán de mejorar en el uso del software y de descubrir nuevas funciones, pero después de un tiempo, se convierte en un proceso tedioso, donde ya sabemos lo que necesitamos, conocemos las familias que usamos habitualmente y tenemos un estilo definido.

En este artículo te mostraré que puedes crear una plantilla con el estándar que tú desees y personalizarlo para ya no tener que hacer las mismas configuraciones cada vez que se inicia un nuevo proyecto, así todos tus proyectos tendrán una misma línea gráfica y coherencia entre sí dando un aspecto más profesional.


Para crear una plantilla de proyecto, te recomiendo empezar ya sea desde cero, es decir, una plantilla vacía e ir añadiendo las configuraciones según el estándar que tengas; o tomando de referencia un proyecto (tu mejor proyecto) que ya tiene el contenido tal cual lo quieres y necesitas (y te encanta) y a partir de ahí, borrar la geometría y quedarse con las configuraciones, incluso añadir algo de ser necesario.

Una vez tengas el contenido listo (o al menos lo más avanzado posible, ya que puedes actualizar tu plantilla en cualquier momento), dale a Archivo > Guardar como > Plantilla. Recuerde que el formato de las plantillas de proyecto usa la extensión de archivo RTE. (Nota aclaratoria: NO guarde sus proyectos como RTE, perderá beneficios del trabajo colaborativo, publicación de láminas y más. Es una mala práctica, los proyectos deben de guardarse en extensión RVT).


Al definir una la plantilla del proyecto, uno puede mantener la coherencia en todos los proyectos y que se pueda tener en común:

  • Configuración de proyecto: Puede definir los pesos de las líneas según su propio criterio, el estilo de objeto para las categorías (por ejemplo, que los ejes sean rojos), el estilo de línea para componentes y líneas, patrones de relleno para materiales, unidades de proyecto, etc.
  • Plantillas de vista: Puede utilizar las plantillas de vista para garantizar que se siguen las normas que usted decida (o la empresa tenga) y así conseguir la uniformidad entre los documentos y láminas, además de optimizar el tiempo de configuración una a una.
  • Familias: Las plantillas de proyecto incluyen familias de sistema y familias cargadas. Puede tener listas sus familias de sistema (por ejemplo, muros con la nomenclatura correcta, espesores y materiales) según lo requiera un proyecto. También puede cargar familias, por ejemplo, sus familias personalizadas (o propias) o de uso habitual, como puertas, ventanas, incluso su membrete para las láminas.
  • Vistas de proyecto: Puede predefinir vistas de plano, niveles, tablas de planificación, leyendas, planos, etc. de tal manera que al iniciar un proyecto ya tenga configurada la vista de ubicación o ya tenga las tablas con sus campos definidos, de tal manera que cuando genere la geometría, este se actualice de manera automática.
  • Configuración de Visibilidad/Gráficos: Puede tener vistas definidas con la configuración de gráficos o de visibilidad de un proyecto especifica de tal manera que sea sencillo de replicar en otras vistas, o si es preciso, modificar los estilos de objeto del proyecto vista por vista.
  • Configuración de impresión: Tener ya predefinido las impresoras y opciones de impresión, o de exportación a PDF (Solo a partir de la versión Revit 2022).
  • Parámetros compartidos y de proyecto: Si bien recomiendo tener un archivo de Parámetros Compartidos, tener predefinido parámetros de proyecto habituales ayuda a reducir tiempo de configuración, además que es muy probables que sean necesario para personalizar tablas y etiquetas antes mencionadas.

Una vez guardada su plantilla, recuerde que puede añadirla a la lista inicial de plantillas y así acceder a ella con mayor facilidad. Haga clic en la ficha Archivo > Opciones >Ubicaciones de archivos, luego, añada una o varias plantillas a la lista Plantillas de proyecto al hacer clic en  (Añadir valor); busque la ruta donde guardó su o sus plantillas y haga clic en Abrir. La plantilla se añadirá a la lista.

De ser necesario, reorganice la lista para colocar las plantillas en el orden que desee: seleccione una fila de plantillas y utilice  (Mover filas arriba) y  (Mover filas abajo) para mover las plantillas a la posición que desee.


En general, las plantillas son un gran aliado al momento de iniciar con un nuevo proyecto pues proporcionan un entorno inicial según requerimientos específicos y normas para los modelos nuevos.

Recuerde que en su plantilla puede incluir la ubicación del contenido como familias personalizadas, como láminas, muros, puertas, ventanas, elementos de anotación, etiquetas de elementos, etc.; los estándares de nomenclatura para todos los elementos, familias, vistas, materiales, etc.; configuración de anotación como etiquetas de vista, ejes, flechas de norte, texto, cotas y más; cuadros de rotulación o membretes; Vistas, tablas de planificación y planos y así asegurarse de que el contenido incluido en la plantilla cuenta con todos los parámetros necesarios para la planificación; clasificación por tipos de vista o por navegador; filtros y plantillas de vista; materiales y patrones de sombreado; estilos de línea, estilos de objetos/grosores de línea y mucho más para así optimizar su flujo de trabajo BIM y alinearse a estándares según el requerimiento que tenga.




No hay comentarios.